Trabajar como Docente.

Para algunos ser docente es un trabajo para el cual se tiene que nacer con cierta vocación. Según algunos estudios realizados en Europa se ha comprobado que el formarse en institutos de educación para docente puede ayudar mucho a quienes tienen dicha vocación por enseñar. Otra opción es montar tu propio centro educativo formándote en el Máster en Dirección de Instituciones Educativas.

Hablamos de enseñar no solo en lo que es una clase tradicional sino también en otros tipos de lugares como puede ser academias de artes marciales, talleres de expresión corporal, etc. Algunas de las virtudes que deben de tener un buen docente son:

Buena comunicación. Es importante saber transmitir el conocimiento, no alcanza con ser bueno en lo que uno quiere enseñar sino que también hay que saber transmitirlo, un buen comunicador se hace entender y esto es uno de los puntos mas importantes de la docencia.

Paciencia. No siempre los alumnos entienden con nuestra primera explicación, muchas veces hay que optar por mecanismos alternativos para lograr transmitir el conocimiento. Un buen docente debe de saber entender de que si el alumno no entiende una explicación es necesario cambiar la forma o el mecanismo por el cual estamos intentando transmitir el conocimiento.

Confianza. Un punto muy importante es el que el alumno debe de sentir sierta confianza con el docente para poder comunicarse libremente. Debemos de tener cuidado dado que siempre existe una línea que divide al docente del alumno, línea que resalta el respeto que debe de tener ambos y que no debemos borrar. Cada uno debe de mantener su posición y hacerla respetar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios