Consejos para tratar con los superiores

superior
Nunca te sientas intimidado por un superior pero tampoco intentes ir mucho más allá de tu papel. El protocolo no es democrático.

A modo de ejemplo. En una junta, el jefe obviamente ocupará la cabecera de la mesa. Tu función no es mostrar protagonismo sino simplemente demostrar conocimiento cada vez que se te solicita.
Da pasos firmes, tu momento llegará, pero no apures los pasos. Mientras ellos son superiores tu debes aparecer como el empleado más eficiente del mundo, pero nunca como una amenaza que pretende su puesto.

El buen empleado pasa desapercibido y es valorado al mismo tiempo. Suena extraño y difícil, pero si logras ese equilibrio, llegarás lejos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios