Las señales que da un empleado cuando quiere renunciar

Si eres un jefe, gerente o dueño de una empresa, es de extremada importancia que sepas de antemano si un empleado tiene la idea de renunciar, ya sea para conservarlo, para ir buscando quien lo suplante o para terminar las cosas de una vez y no esperar más.

Existen varios aspectos que te dirán si un empleado está incómodo en el trabajo:


Si un trabajador está incómodo o aburrido no quiere permanecer en la empresa, notarás que llega tarde y se va temprano, aunque sea unos minutos. Fíjate que los que están cómodos algunas veces se quedan bastante tiempo dentro o en la puerta de la empresa, pues esta se va corriendo.

Se compromete muy poco o casi nada con todo lo que sea laboral, e incluso, extralaboral. No quiere estar con nadie del trabajo ni ir a reuniones, solo se limita a cumplir un horario.

Usa mucho los servicios de impresión, aunque no veas exactamente lo que imprime, no hay que ser muy astuto. Si no le has pedido que imprima nada y constantemente está en la impresora, no hay muchas opciones, son CVs.

Va demasiado bien vestido al trabajo, tal vez tú le pides que vaya medianamente elegante y él o ella asisten como si vinieran de un casamiento.

No se compromete con los nuevos proyectos.

Si se dan varios de estos aspectos, no tengas duda, ese empleado está pensando en irse, está en ti ver lo que haces con ello.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios